jueves, 3 de diciembre de 2009

Rosa de invierno, Rosa de Navidad

La Rosa de Navidad, eléboro o Rosa de Noel, es originaria de los Balcanes y los Apeninos.
De rica floración, ésta tiene lugar en invierno, en diciembre para las variedades más tempranas. Resiste las heladas no muy severas, ralentizándose el proceso.
Se trata de una planta sorprendente; un año puede florecer temprano y otro acompañar a otras flores primaverales.



Tras la floración, la Rosa de Navidad nos enseña unas cápsulas puntiagudas, que a pesar de ello resultan muy decorativas durante mucho tiempo. Sus hojas son duras, coriáceas, de 7 a 9 lóbulos y unos 20 cm de largo, de color verde oscuro intenso y dentados en el ápice.

De unos 30 cm de altura, es una planta amable, fácil de cuidar. Crece bien en un lugar abrigado al sol, o a media sombra. Eso sí, requiere un suelo fértil, de arena o arcilla por ejemplo, pero no demasiado húmedo.

La Rosa de Navidad común, Helleburus Niger, dispone de hojas menos bonitas que otras, pero por contra es más longeva. Crece lentamente y sus hojas son blancas.


Ver otros rosales en Garden Center Ejea

No hay comentarios:

Publicar un comentario